El fútbol se piensa, ... y se siente.

"A la larga he terminado por asumir mi identidad: yo no soy más que un mendigo de buen fútbol"
Eduardo Galeano, El fútbol a sol y sombra

jueves, 30 de diciembre de 2010

EL CONFLICTO AFE - LFP

Vaya por delante que escribo estas líneas cuando ya se ha hecho pública la resolución de la Audiencia Nacional sobre la demanda de suspensión cautelar de la jornada liguera del domingo 2 de enero que solicitaba la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). En dicha resolución se comunica que dicho organismo no es competente para dictaminar esa suspensión cautelar al tratarse de una cuestión administrativa, por lo que el órgano competente serían los juzgados de lo contencioso-administrativo al deber ir dirigida la reclamación contra la Federación Española de Fútbol y no contra la Liga de Fútbol Profesional. No obstante, en la resolución también se aclara que, caso de jugarse la jornada en esa fecha del 2 de enero, la LFP estaría incumpliendo el convenio firmado con la AFE.
Más allá de las disquisiciones técnico-jurídicas, lo que ha puesto de manifiesto este conflicto es el penoso estado general del fútbol español, tapado en la mayor parte de las ocasiones por los dos gigantes, Barça y Real Madrid, y sólo últimamente también por la brillante trayectoria y juego de la selección española. Fuera de ellos la realidad es otra bien distinta: clubes con deudas astronómicas (casi todas cifradas en millones de euros, o sea, miles de millones de pesetas, para hacernos una idea), leyes concursales por doquier como casi en ningún otro sector económico, deudas a los jugadores (muy visibles en las categorías inferiores, pero que también existen en la élite),... .
Me ha llamado bastante la atención las reacciones de algunos dirigentes (Ángel Torres, el presidente del Getafe, ha sido el más locuaz) que han cargado las tintas sobre el egoísmo de los jugadores de primera división, al tiempo que les reclamaba solidaridad con sus colegas de las divisiones inferiores que tienen esos problemas económicos. Lo sorprendente es que ninguno de esos dirigentes haya hecho iguales reproches a los verdaderos culpables de esta situación, sus colegas de esos clubes que no pagan los contratos que ellos mismos habían firmado. Yendo, incluso, más allá esos dirigentes incapaces y malos pagadores van en contra del colectivo de directivos que, como argumenta Ángel Torres, sí que pagan, lo que les lleva a competir en condiciones de inferioridad con los anteriores.
Sobre la fecha del 2 de enero y su período vacacional, creo que la Audiencia Nacional lo ha dejado muy claro. Los convenios ligan a empresarios (LFP) y trabajadores por cuenta ajena (AFE). Si a alguno de ellos no les parecen adecuados los términos recogidos en el mismo, siempre tiene la posibilidad de denunciarlos y llevarlos ante la Magistratura de Trabajo. Mientras tanto, la obligación de todos es cumplir las diferentes cláusulas del mismo, incluidas, por supuesto, las que estipulan las fechas vacacionales. ¿O es que a quien tiene de vacaciones una quincena en agosto le apetece sinceramente y no protestaría si le llamaran a trabajar uno de esos días?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Champions League Grupo A

Champions League

Champions League Grupo B

Champions League

Champions League Grupo C

Champions League

Champions League Grupo D

Champions League

Champions League Grupo E

Champions League

Champions League Grupo F

Champions League

Champions League Grupo G

Champions League

Champions League Grupo H

Champions League

¿Te ha parecido interesante?

Han estado aquí...